Maestro de Ceremonias

Trámites de matrimonios para extranjeros.

Si uno o ambos novios son extranjeros deben cumplir con la misma documentación requerida para la tramitación del expediente matrimonial, ya sea civil o religioso.

La ley no estipula ninguna diferencia salvo que:

- Al menos uno de los contrayentes debe residir en España y justificar su domicilio en los últimos dos años (certificado de empadronamiento).

El resto de documentos requeridos deben cumplir con:

- Certificado de capacidad matrimonial o soltería: se deberá aportar dicho certificado, el cual debe ser emitido por el Consulado del país de origen.
- Publicación de Edictos: se deberá acreditar si la ley personal de su país exige la publicación de estos al contraer matrimonio civil en España.
- Legalización de la documentación: toda documentación extranjera deberá venir debidamente legalizada con apostilla de La Haya o sellada por el Ministerio de Asuntos Exteriores español (Sección de Legalizaciones).
Para cualquier consulta al sobre las legalizaciones deberán acudir al Ministerio de Asuntos Exteriores español o al Consulado correspondiente.
- Aquellos solicitantes que no sepan hablar en español deberán comparecer asistidos de traductor jurado o intérprete.
- Asilados o refugiados: deberán aportar certificado de la Dirección General de la Policía, o del ACNUR o de la Cruz Roja Española con todos los datos personales de los interesados y acreditativo de su condición de tales.
- Traducción al Español de la documentación: toda la documentación, en los casos que aplique, debe estar traducida al español. Estas traducciones las deben realizar los INTERPRETES JURADOS que figuran en la lista oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Dicha lista contiene los nombres, direcciones, teléfonos y correo electrónico de los Intérpretes Jurados de alemán, árabe, bielorruso, búlgaro, catalán, checo, chino, coreano, croata, danés, eslovaco, esloveno, finés, francés, gallego, griego, hebreo, húngaro, inglés, italiano, japonés, latín, lituano, macedonio, neerlandés, noruego, persa, polaco, portugués, rumano, ruso, serbio, sueco y ucraniano.

Nota: se deben tener en cuenta las fechas de caducidad de todos los documentos y los plazos de tramitación, en país de origen, de los documentos requeridos.