Maestro de Ceremonias

Tradiciones… y supersticiones.

Tradiciones… y supersticiones – Maestro de Ceremonias

Tradiciones… y supersticiones.

1. Llevar huevos a las Clarisas. En determinados sitios de España existe la tradición de que si se llevan huevos a las Clarisas el día de la boda hace buen tiempo. De origen incierto, viene a significar el nacimiento (huevo) y el tiempo primaveral (pascua).

2. La dote. Totalmente en desuso en la actualidad, al menos en nuestro país. Era la aportación económica o en bienes que se daba al matrimonio por parte de la familia de la novia.

3. Petición de mano. Es la “aprobación” y, en cierta medida, “cesión” de la novia al futuro esposo.

4. El color blanco. Por todos conocido, como representativo de la pureza y la virginidad. Venía de la costumbre de acudir virgen al matrimonio, y entregarse a su esposo en estado de pureza y virginidad.

5. Algo nuevo, algo viejo, algo prestado, algo azul. Una de las tradiciones más seguidas por las novias: sencilla de seguir a rajatabla, cada uno de los objetos se rige por su propio mito. Lo viejo suele estar relacionado con la amistad, y suele tratarse de un presente que una amiga casada entrega a la novia con la esperanza de compartir su dicha: una liga, un pañuelo bordado…. Lo nuevo simboliza el futuro de los recién casados (muchas novias aprovechan el vestido o los zapatos para completar este ‘combo’ de buena suerte), mientras que lo prestado suele ser una joya familiar con cierto valor sentimental. La costumbre de que la novia use algo azul se relaciona con la fidelidad.

6. Velo de la novia. En un principio era el significado de recatamiento y recogimiento. En determinadas culturas, era para esconder el rostro de la novia, a la que nunca antes había visto. En la actualidad se utiliza como mero elemento decorativo y complementario del vestido de novia.

7. Cruzar la puerta en brazos. Se cruza con la esposa en brazos, procurando que el primer pie que se apoye sea el derecho. Se relata que los godos, tenían por costumbre elegir una mujer de su comunidad para casarse. Si no había mujeres en su comunidad, la “robaban” de un poblado vecino. Cuando la “raptaban” lo hacían a caballo o a pie, pero procurando que los pies de la novia no tocasen el suelo. De ahí la costumbre de pasar a la novia en brazos sin que pise el suelo. Otros libros indican, con menor documentación sobre sus orígenes, que viene originado por la decisión del novio de posarla en los aposentos para llegar descansada y pasar una estupenda “noche de bodas”. Símbolo de suerte y futuro halagüeño.

8. Lanzar el ramo. Es costumbre, en ciertos lugares, que la novia lance el ramo entre las amigas y chicas “casaderas”. Quien lo coge es la próxima en casarse, dice la tradición. De origen incierto, se cree que es una manera de “compartir” la felicidad y buena suerte de la novia.

9. Lanzar arroz. Se acostumbra a la salida de la celebración matrimonial, lanzar puñados de arroz sobre los novios. Su origen, se dice, viene del significado de la zona asiática donde el arroz es un elemento indispensable de su dieta y signo de la fertilidad. Se lanza con la esperanza de que la pareja tenga descendencia. Hoy muchos lugares de celebración piden y en algunos casos exigen que no se tire arroz, por precaución con las caídas. Se sustituye por pétalos de rosas, pompas de jabón, etc.

10. Luna de miel. El viaje de novios o luna de miel, se cree viene de las costumbres de los Teutones que celebraban sus bodas bajo la luna y para reponer fuerzas bebían un licor de miel durante varios días después de la boda.

Que no hacer.

 

Englobamos una serie de cosas que no deben hacerse en una boda, y que no son tradiciones, sino detalles de mal gusto como cortar la corbata del novio, la liga (o cosas peores) a la novia y subastarla o venderla entre los invitados, poniendo en un compromiso a muchos de ellos.

 

Gritar expresiones soeces sobre los novios o padrinos. Tirar petardos a la salida de la iglesia, etc.

 

Como consejos: no debería ir sin corbata a una boda, no debería quitarse la chaqueta y quedarse en mangas de camisa. Las mujeres no deberían ir sin medias, ni ir vestidas de blanco (como la novia) o de negro (salvo trajes de noche). En definitiva, actúe de forma correcta y no se deje llevar por la masa.

 

A no ser que la etiqueta sea de vestir todos en blanco.