Maestro de Ceremonias

El Esmoquin

El Esmoquin – Maestro de Ceremonias

El Esmoquin

El esmoquin está formado por diferentes prendas:

La chaqueta. Tanto la chaqueta sencilla como la cruzada son perfectamente válidas. La chaqueta sencilla obliga a cubrir la parte alta del pantalón con un fajín o un chaleco. Se puede llevar abierta o cerrada; llevará solo un botón y estará forrado del mismo material y color que las solapas. La opción de vestirla abierta cobra especial relevancia si nos decantamos por el chaleco.

Aunque nos parezca extraño, la chaqueta cruzada en la dinner jacket es menos formal que la sencilla debido principalmente a que al tenerla que llevar siempre cerrada, no se lleva ni fajín ni chaleco.

Las solapas pueden ser, tanto en las chaquetas sencillas como en las cruzadas, con forma peaked lapel (terminación en punta) o shawl collar (terminación redonda). La terminación peaked label se considera más formal al ser una derivación de su hermano mayor, el frac. La shawl collar deriva de la smoking jacket y su uso es más apropiado para cuando la chaqueta es de color blanco (warm weather jacket).

Las solapas de la chaqueta deben ser de pura seda. La textura de la seda puede ser de raso o de gorgorán. El gorgorán siempre es mejor si la chaqueta es del tipo peake (terminación en puntas).

El principal compuesto del resto del traje es la lana; aunque una lana mucho más fina que la utilizada para confeccionar los trajes “normales”.

Toda dinner jacket deberá tener un bolsillo desde el cual lucir un pañuelo. Los bolsillos son tipo “slit”. Aquí no hay ninguna otra opción valida, independientemente de que la chaqueta sea sencilla o cruzada

Las mangas suelen llevar cuatro botones forrados con el mismo tipo de seda que las solapas. También existe la posibilidad de que los botones no sean forrados sino lisos. De ser así se deberían dejar todos los botones del tuxedo sin forrar.

Los pantalones son del mismo tejido que la chaqueta y siempre llevaran raya. Nunca se ve la terminación superior del pantalón al ser la cintura tapada o con el cummerbund o con el chaleco o en el caso de haber elegido una chaqueta doble con ésta misma. Deberán estar preparados para llevar tirantes.

Las costuras laterales no serás visibles y se coserá una franja del mismo material que el de las solapas. Los bolsillos se posicionan de manera vertical y empiezan justo después de la costura de seda. Ni que decir tiene que este atuendo, respondiendo a su grado de formalidad, no admite la vuelta en el pantalón.

El chaleco y el fajín tienen la misión de proporcionar al atuendo final la mayor proporcionalidad lineal. Usando cualquiera de estas dos prendas no hay un salto brusco entre el pantalón y la camisa. Hasta los años 30, el chaleco era la prenda a vestir con el esmoquin; más tarde el fajín apareció para ser usado en los tuxedos con chaqueta blanca (warm-weather evenings). Es a partir de los años 50 donde el fajín es totalmente aceptado hasta con las dinner jacket negras.

Hoy en día la elección del chaleco o el fajín es totalmente personal, aunque el chaleco, sigue siendo de uso más formal y exquisito. Deberemos decantarnos por el chaleco si la chaqueta es tipo peaked papel; si por el contrario es del tipo shawl collar es mas armonioso decantarse por el fajín. Si se elige un esmoquin cruzado ninguna de estas dos prendas son necesarias.

El chaleco se abotonará en una sola línea en la parte más baja de éste. Llevará igualmente solapas y será del mismo material que el resto del esmoquin o en su caso totalmente de seda. Un buen chaleco siempre llevará unas tiras elásticas para ajustarlo a los pantalones y de esta forma impedir que se pueda ver la “cintura” del pantalón.

Si optamos por el fajín, éste deberá ser de seda negra en su versión raso o gorgorán. Escogeremos el material que hayamos elegido para las solapas de la chaqueta.

La camisa llevara puños dobles y tendrá la posibilidad de unirse al pantalón para que siempre permanezca en su sitio.

Es común que en su frontal aparezcan una especie de pliegos (pleats). Esto ha sido así desde los años 40 y sirve paradiferenciarlas de las camisas estándar. Otra opción son las camisas con piqué.

La pajarita (bow tie) es sencillamente obligatoria. Desgraciadamente el mal gusto hace que cada día se vea más el uso de la corbata con esmoquin. Esto es de todo punto inadmisible; por mucho que se empeñen en mostrárnoslo en las galas de los Oscar los actores del momento.

Es muy importante acertar en la elección de la pajarita; tanto en su color, tamaño como textura. El color será el midnight blue al ser “más negro que el propio negro”. Su textura y color será igual a los que hayamos elegido para las solapas de la chaqueta. Siempre será de seda.

Las “opera pumps” siguen siendo el zapato por excelencia para la black tie. Éstos han cambiado muy poco desde el S. XVIII y son los indicados para este atuendo. El lazo de los zapatos será de gorgorán y de seda.

Otra opción son unos zapatos oxford tipo balmoral charol. Aunque más cómodos y seguros a la hora de bailar son infinitamente menos elegantes. Nunca contemplaremos la opción de unos derby al ser demasiado informales para este atuendo.

Los calcetines deben ser de seda negros. Su color debe ser lo más próximo al color del lazo de los zapatos.

Los tirantes son obligatorios en la dinner jacket. Más allá de su función estética, éstos son necesarios si queremos mantener el pantalón en su sitio sin dejar en ningún momento que éste asome por debajo del chaleco o del fajín. Aunque su color es irrelevante al no verse, estos deben ser blancos o negros, o una combinación de los dos. La principal diferencia con los tirantes estándar es que las tiras que los unen a los botones del pantalón son de seda.

El pocket square debe ser de lino blanco y lo debemos vestir en su forma más conservadora (que la parte del pañuelo que sobresalga quede paralelo a la línea del bolsillo).

Una discreta flor es siempre bienvenida en la chaqueta. Si con la black tie vestieramos condecoraciones no deberemos llevar flor alguna. Si hemos optado por el pañuelo no es obligatorio usar una flor. No obstante una combinación de flor blanca con pañuelo blanco es siempre acertada.

Recomendamos visitar, www.trajesguzman.com